Siete consejos para aprovechar el verano post-Covid de una manera educativa

El desafío educativo que nos ha dejado el Covid-19 llega al verano. ¿Es necesario reforzar las materias? ¿Deberes en verano? Es la eterna pregunta de cada verano, aunque este año viene agravada por los tres meses de aislamiento y educación online.

En primer lugar, cada familia, cada alumno o alumna deberá guiarse por las indicaciones de su tutor o tutora.  A continuación, es necesario mantener ciertos hábitos educativos -la lectura es primordial- y, en las familias, adoptar costumbres que ayuden a los niños y niñas a pensar y adquirir costumbres educativas.

De hecho, hay diferentes actividades, más o menos educativas que, en función de la edad, del niño o la niña, de su rendimiento o capacidad podrán ser muy útiles. EBI Elizbarrutiko Ikastetxeak aporta siete experiencias de aprendizaje muy provechosas para este verano.

1.- Lectura. Todos los expertos educativos coinciden en que la lectura debe ser una actividad fija también en verano. De 15 minutos a una hora, según las edades, de lectura es fundamental para que el cerebro mantenga una riqueza léxica y de comprensión.

2.- Cuadernos de verano. Solo recomendables si así lo ha aconsejado el tutor o profesor del alumno para reforzar. No son aconsejables sin una razón pedagógica.  Del mismo modo, acudir a clases de refuerzo solo será útil si es por orientación psicopedagógica.

3.- Juegos didácticos. Hay infinidad de juegos didácticos entretenidos, del ajedrez a las cartas, para trabajar conceptos matemáticos, léxicos, de comprensión…

4.- Cultura. Visitar un museo, una biblioteca, una ciudad… Las vacaciones también pueden ser una experiencia de aprendizaje.

5.- Trabajos manuales, recetas de cocina, ejercicios de motricidad, desafíos de aprendizaje fomentan la creatividad y pueden ser también un buen etxekolana. ¡Además de divertido!. 

6.- La familia es, sin duda, la mayor fuente de aprendizaje durante las vacaciones. Cualquier actividad con la familia se convierte en una lección a aprender.

7.-Escuchar y hablar en un idioma extranjero cuando haya oportunidad. Tanto si hemos salido fuera como si tenemos contacto con extranjeros, es bueno hacer oído y practicar idiomas.